EL CONCEPTO

Light Blue Sun es una invitación a Capri: deje que las nuevas fragancias lo transporten para revivir su primer romance de verano.

Esta nueva edición limitada de Eaux de Toilette del verano 2019 se inspira en la magia palpitante de un amor estival en la encantadora isla de Capri, calentada por los deslumbrantes rayos del sol mediterráneo.

EL DISEÑO

El sol cálido de Capri brinda su color ámbar dorado a las fragancias, y los estuches celestes están decorados con la ilustración tradicional de un sol radiante, al estilo de las mayólicas mediterráneas de la isla.

LIGHT BLUE SUN – POUR FEMME

Este verano, el sello floral afrutado de Light Blue adopta un nuevo carácter solar y sensual, como calentado por el calor lánguido del sol de Capri.


SALIDA

Las deliciosas notas de salida de Light Blue, con limón italiano acidulado y manzana Granny Smith jugosa, están atenuadas por una generosa oleada de agua de coco refrescante, y reforzadas por la vigorizante bruma marina del acorde ozónico.

CORAZÓN

El corazón original de jazmín sensual y rosa blanca femenina se enriquece ahora con frangipani exótico, dando vida a una mezcla embriagadora de néctar floral bañado de sol.

FONDO

Las aromáticas notas de cedro se calientan con la sensualidad del ámbar y la vainilla Bourbon. Por último, una estela hipnótica de almizcles blancos seductores persiste sobre la piel, evocando el deseo adictivo de un amor de verano.

LIGHT BLUE SUN – POUR HOMME

El icónico aroma especiado amaderado de Light Blue Pour Homme es reinterpretado con un estallido de frescura, envuelto en la calidez del sol italiano.


SALIDA

El cóctel frío de bergamota italiana y pomelo helado y jugoso cobra vigor gracias al aroma intenso especiado y vibrante del jengibre y a la fresca ola acuática del acorde ozónico.

CORAZÓN

La calidez del cedro y el ciprés evocan el poder del sol del mediodía, contraponiendo el aroma intenso del romero con un estallido refrescante de agua de coco.

FONDO

Las notas amaderadas del musgo de roble y los sensuales almizcles blancos dominan las notas de fondo, mientras el vetiver terroso y la vainilla recrean la atracción irresistible de una piel salada bronceada por el sol.